La década de los 60 en los Estados Unidos de América fue una época de revolución en muchos sentidos. Los jóvenes cuestionaban la autoridad y exigían cambios en muchos campos. El esquí acrobático comenzó en esta década, cuando el cambio social y la libertad de expresión dieron lugar a nuevas e interesantes técnicas de esquí. Originalmente era una mezcla de esquí alpino y el acrobático. La primera competición de esquí de estilo libre se celebró en Attitash (EE.UU.) en 1966.

Dinámica de la competición

El Freestyle es una modalidad del esquí donde se combina la habilidad, la espontaneidad y creatividad de los esquiadores. Estos elementos son juzgados para determinar el vencedor de la prueba. Las características del freestyle varían, en mayor parte, en función de la disciplina que se practica.

Disciplinas

  • Baches

    Los participantes han de esquiar por una pendiente y superar una serie de baches. El objetivo es bajar esquiando por la pista lo más rápido posible y realizar los dos saltos obligatorios sin errores técnicos o pérdida de equilibrio. De esta puntuación sale el vencedor de la prueba.

    La pista de baches está creada de tal manera que hay tres recorridos. El atleta puede elegir por cuál de los tres recorridos quiere realizar su bajada. La pista está llena de baches y a lo largo del desnivel debe haber dos saltos que incluso pueden llegar a 1,2 m, donde el esquiador realiza una maniobra a su elección. Esta puede ser un giro de 360 ​​º y 180 º, un bucle, un salto de eje, una voltereta atrás o adelante o un giro. Los saltos suelen estar situados uno en la parte superior del recorrido, y el otro, en la parte final. Los esquiadores pueden incorporar diferentes formas de agarrar las piernas o los esquís.

    Los jueces puntúan a partir del giro, el aire y la velocidad. El grupo de jueces que valoran el giro está formado por cinco personas y representa el 50 % de la puntuación, donde se otorgan un máximo de 15 puntos. El aire lo califican dos jueces y significa un 25% del total con una cifra que puede llegar a un máximo de 7,5 puntos. Para calificar el tiempo no entra en juego el factor humano, ya que éste está cronometrado. Representa un 25% de la puntuación total y el corte máximo se sitúa en los 7,5 puntos. Para buscar una equivalencia se aplica un factor de conversión que traduce el tiempo en puntos. La puntuación mínima parte de 0,0 puntos en los tres casos, y la puntuación final surge de la media de las tres puntuaciones, teniendo en cuenta el porcentaje que cada una representa.

    Bajando los baches, los esquiadores necesitan mantener la parte superior de su cuerpo mirando hacia abajo de la colina, mientras que la parte inferior del cuerpo y los esquís están constantemente girando.

    Todos los competidores participan en una ronda clasificatoria. Los 20 mejores esquiadores pasarán a la final con la lista de salida en orden inverso a los resultados de calificación. El esquiador con la mayor puntuación en la ronda final gana.

    Requerimientos técnicos específicos

    La pista de baches debe tener como mínimo 18 metro de ancho, un recorrido de 235 m (± 35 m) y un desnivel de 110 m (± 30 m).

  • Aerials

    Esta prueba consiste en la realización de saltos acrobáticos. Los saltos se efectúan desde plataformas de nieve o de madera de grandes dimensiones, colocadas en el suelo y cubiertas de nieve. Durante el salto, los profesionales realizan múltiples figuras, volteretas y giros antes de aterrizar sobre la pista. Los atletas son juzgados por la calidad de despegue, la altura alcanzada, la forma y la posición del cuerpo y por cómo mantienen el equilibrio en el aterrizaje posterior. El esquiador que consigue la mejor puntuación se proclama vencedor de la prueba.

    De la misma manera que en los baches, la pista cuenta con tres entradas en el salto, y el esquiador puede elegir por qué carril bajar antes de afrontar el salto.

    Los jueces valoran la actuación del esquiador basándose en criterios de aire, forma y aterrizaje. La puntuación del aire representa un 20% de la nota total y ésta de un mínimo de 0,0 a un máximo de 2,0 puntos. La forma de los giros es la parte más significativa, ya que representa un 50% de la puntuación, oscilando entre el 0,0 hasta el 5,0 puntos. Por último, el aterrizaje representa un 30% y la nota se brinda de los 0,0 hasta los 3,0 puntos.

    Requerimientos técnicos específicos

    La pista de aerials está formada por unas zonas clave: la rampa de salto, el salto, la zona de aterrizaje y la zona de llegada. El salto debe tener un radio de 30 m y del salto a la zona de aterrizaje hay una distancia de 13 m. La zona de aterrizaje tiene un recorrido total de 30 m, hasta llegar a la zona de llegada.

  • Ski Cross

    Esta disciplina fue olímpica por primera vez en los Juegos de Vancouver 2010. Una pista de ski cross implica curvas con desnivel, saltos y otros elementos en el terreno. El objetivo de esta prueba es superar todos estos elementos con rapidez para llegar a la meta antes que el resto de competidores. Se trata de una disciplina con mangas eliminatorias y antes de éstas y para decidir el orden de salida, se realiza una bajada individual clasificatoria que es cronometrada. A partir de este punto se disputan las eliminatorias, donde cuatro corredores bajan a la vez, hasta llegar al final. La medalla de oro se la lleva el competidor que gana la fase final.

    Requerimientos técnicos específicos

    La pista de ski cross debe tener una longitud de entre 900 m y 1200 m. El desnivel oscila entre 180 y 250 m.

    En el ski cross las puertas que marcan el recorrido son triangulares, y hay que ir alternando los colores de las puertas consecutivas. Las dimensiones de la puerta son de 130 cm de ancho, 110 cm de altura en el lado largo y 40 cm de altura en el lado corto del triángulo.

    Las características del terreno se elaborarán con tiempo para garantizar que la nieve se haya compactado correctamente. El día de la competición, los corredores tienen un total de 30 minutos antes de iniciar la prueba para inspeccionar el terreno, deslizándose lentamente por el lateral de la pista.

  • Ski Halfpipe

    Esta disciplina entró como olímpica en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 celebrados en la localidad rusa de Sochi. Consiste en bajar por una pista artificial en forma de semi tubo, esquiando de lado a lado de la pista realizando saltos y figuras. Los jueces valoran las evoluciones de los deportistas según el grado de la dificultad y de ejecución. A partir de la valoración se determina el vencedor de la prueba.

    Requerimientos técnicos específicos

    El semi tubo debe tener una inclinación de entre 15 y 18 grados. La longitud irá de los 100 m a los 110 m, y la anchura procederá entre los 13 m y los 15 m. El muro tendrá una altura de entre 3 m y 3,5 m y la zona plana del centro del semi tubo no superará los 5 m.

    El área de los jueces debe ser de un mínimo de 8 m por 3 m, para garantizar una amplia visión de toda la prueba. Se trata de un área cerrada a los competidores y los espectadores.

    La zona de salida debe permitir a los competidores tomar impulso, pero no se puede realizar ninguna maniobra. La zona de llegada debe ser plana y debe permitir al competidor realizar una parada segura.

    Para una competición de Halfpipe, son necesarios cinco jueces de puntuación más un juez principal.

  • Ski Slopestyle

    El slopestyle es una disciplina donde se baja por una pista que incluye diferentes saltos y módulos que exigen gran adaptabilidad de los snowboarders, donde el objetivo es realizar los trucos más difíciles. Lo que lo diferencia de las otras pruebas es que no hay tiempo a batir, sino que el deportista con la mejor puntuación obtenida se proclama campeón de la prueba. Gana el esquiador con la mejor puntuación obtenida.

    Requerimientos técnicos específicos

    La pendiente media de una pista de esquí slopestyle debe ser de aproximadamente 12 grados y debe ser regular, sin muchas variaciones. La pista debe tener un mínimo de 30 m de ancho y la longitud debe ser entre 100 m y 200 m.

    La pista debe contener como mínimo tres obstáculos, ya sean saltos, cajas, vallas... La distancia entre estos elementos debe permitir una transición suave para enlazar correctamente un obstáculo con el otro. El recorrido debe estar diseñado de manera que como mínimo se tarde 20 segundos en llegar al final, superando todos los obstáculos.

    La zona de salida debe ser suficientemente plana y ancha para permitir que los competidores se preparen para la competición, y también para garantizar el trabajo de los entrenadores, personal y medios de comunicación. Toda la pista debe ser visible por los jueces.