Los deportes de invierno se reivindican en Beijing2022 con resultados para la historia

Los Juego Olímpicos de Invierno de Beijing 2022 ya son historia, un evento que se recordará durante mucho tiempo gracias al balance deportivo muy positivo de la RFEDI ya que se trata de resultados inéditos, no solo por la plata de Queralt, sino por los dos diplomas y además es la primera vez que España consigue medalla en dos JJOO consecutivos y eso rubrica el buen trabajo que han hecho los deportistas.

Queralt Castellet ha sido plata en halfpipe de snowboard, los dos diplomas han sido para la 6a posición de Javi Lliso en big air de freeski y la séptima plaza para Lucas Eguibar en SBX. Pero además, destacar la mejora de las marcas olímpicas históricas en 7 de las 14 participaciones de los españoles en China.
 

Imanol Rojo ha sido el último deportista RFEDI en competir el día 19 de febrero con una magnífica 21 posición en los 50 km estilo libre acortados a 30 km por viento. El tolosano ha igualado su mejor posición individual en JJOO conseguida hace una semana en el Skiathlon olímpico y se va muy satisfecho del evento olímpico en el que ha mejorado todas sus marcas anteriores.

 

Fotos en Flickr Comité Olímpico Español (COE) ©NachoCasares: https://bit.ly/34bhK6B

 

El equipo español de la RFEDI ha vivido dos semanas largas de muchas emociones en los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022 que se han disputado del 4 al 20 de febrero. De los nueve clasificados de la RFEDI y que han participado en 14 eventos, en 7 ocasiones se han mejorado las marcas previas de ediciones anteriores o bien en modalidades en las que nunca se había participado, por lo que el presidente RFEDI, May Peus España, hace un balance muy positivo de la delegación española de nieve.

Peus afirma que desde esta federación “siempre hemos defendido que los deportistas que acuden a los JJOO deben ser realmente competitivos e ir a por resultados importantes. Así ha sido en esta edición y además son resultados inéditos, no solo por la plata de Queralt, sino por los dos diplomas y además es la primera vez que España consigue medalla en dos JJOO consecutivos y eso rubrica el buen trabajo que han hecho los deportistas”.

 

El máximo responsable de los deportes de nieve en España tuvo palabras de felicitación para toda la delegación especialmente para Queralt Castellet que, son su plata en snowboard halfpipe, el presidente de la federación considera que “por fin se ha hecho justicia a una deportista que merecía el metal olímpico desde hace tiempo”. Se trata de la primera plata en unos Juegos Olímpicos de Invierno para España pero también destacar los dos diplomas con la 6a posición para Javi Lliso en big air de freeski y la séptima plaza para Lucas Eguibar en SBX.

Pero además, el balance es especialmente positivo en el resultado global de los 9 deportistas de nieve cuando se analiza históricamente los resultados. De las 14 participaciones, 7 de ellas han superado las mejores marcas históricas de españoles que les han precedido o bien en deportes nuevos en los que hay nuevos deportistas RFEDI con gran proyección. En todos los deportes en los que se ha participado en 2022 (snowboard, esquí de fondo, freeski y esquí alpino) se han conseguido superar marcas del pasado.

Según Peus “esto se debe al trabajo que los deportistas realizan, con gran esfuerzo e implicación, entre todos, con la confianza del CSD y de Movistar y Audi hemos conseguido dar estabilidad a sus programas y esto devuelve éxitos deportivos. El equipo técnico y administrativo RFEDI juega un papel fundamental en la planificación y la modernización de los procesos de entrenamiento que en muchos casos está siendo vanguardista y permite un salto cualitativo importante”.

 

Queralt Castellet (CEMT-FCEH), la snowboarder de Sabadell, se superó a sí misma y consiguió la primera plata olímpica para España, una medalla en sus quintos juegos. Tras cinco participaciones en los juegos olímpicos, se ha visto una brillante evolución en Queralt, desde conseguir el 26º lugar en los JJOO de Turín 2006 hasta el diploma olímpico con una 7ª plaza en los pasados juegos de Pyeongchang 2018.

 

La rider que persiguió su sueño hasta conseguirlo, “Tras cinco juegos, una vida, una carrera dedicada al snowboard, dedicada a un sueño, aquí está ya la medalla Olímpica. Sueño con esto desde Turín 2006, cuando con 16 años vi a las chicas en el podio y dije, yo quiero estar allí. Me planteé conseguir una medalla y no he dejado de luchar hasta hoy.”

 

Javi Lliso (ECColmenar-FMDI), hizo historia al firmar el primer diploma olímpico para el freeski español en la prueba del Big Air donde fue 6º. El Big Air se estrenaba como especialidad olímpica en Beijing, y Javi se lució por todo lo alto en el módulo de Shougang.

 

Lliso, junto a Thibault Magnin, fueron los primeros españoles en participar en una prueba olímpica de freeski slopestyle en el Genting Snowpark de Zhangjiakou. Donde Javi se quedó a las puertas de su clasificación para la final, tras quedar 14º en la clasificatoria donde sólo pasaban 12 a la final. Se trata de participaciones inéditas para españoles pero que demuestran la apuesta de la actual federación por las disciplinas emergentes.

 

“Un sueño para todo el equipo" es como definió el esquiador madrileño el diploma conseguido la mañana del 9 de febrero en China añadiendo que "llevamos muchos años ya trabajando a fondo y hemos conseguido estar entre leyendas peleando con ellos al mismo nivel. No podríamos estar más contentos, es un trabajo de todos".

Lucas Eguibar (DALTON-NKEF), a pesar de acabar con un sabor agridulce por qué iba a por medalla, consiguió su segundo diploma olímpico. El donostiarra acabó en la 7ª posición en el SBX, aunque él tenía un objetivo claro, conseguir esa medalla olímpica que se le había escapado en los anteriores juegos de Sochi 2014 donde también consiguió un diploma olímpico con la 7a plaza y en Pyeongchang 2018 donde se quedó fuera de la lucha. 

 

Lucas emocionado y con impotencia al mismo tiempo declaró, “Me he hecho tres infiltraciones en la espalda para llegar aquí, ha sido un año de aguantar para venir aquí. Creo que no me voy satisfecho aunque ha sido un muy buen puesto, porque creo que he tenido mucha suerte. Estoy muy agradecido y emocionado. Ha sido duro llegar hasta aquí”.

 

Adur Etxezarreta (CENAVARRA-NKNF), consiguió la mejor marca de un español en un descenso olímpico con la 17ª posición. Superando al histórico Paco Fernández Ochoa que fue el 27 en Lake Placid 1980.

 

Tras su bajada en el descenso Olímpico declaró "Estoy contento con la bajada, quizás no ha sido la mejor de esta semana ya que en algún sitio me ha costado un poco más, pero el descenso ha sido limpio. La nieve ha cambiado respecto a los otros días, ha subido la temperatura y era un poco más bacheada, pero las condiciones igualmente espectaculares”. El esquiador afirmó que “la pista tiene un par de puntos cruciales y no da tregua durante todo el recorrido y no he fallado, este resultado me da alas de cara al futuro".

 

Adur no pudo acabar el Supergigante Olímpico disputado el 8 de febrero y declaró como balance que “estos días he estado esquiando a gran nivel, y me he estado codeando con los mejores, y al final eso es lo que me llevo de vuelta a casa”.

 

Imanol Rojo (UZTURRE-NKEF), participó en tres pruebas, y en dos de ellas fue capaz de mejorar las marcas españolas. Hizo su debut en sus terceros juegos en la prueba de Skiathlon 15x15km, donde consiguió un magnífico 21 puesto, superando la 31ª plaza de Vicenç Vilarrubla en Turín 2006 y Vancouver 2010. En su segunda prueba, los 15 km Clásico, consiguió la 39ª plaza, desbancando a la 45ª plaza de Josep Giró en Sarajevo 1984. Y en la prueba estrella de los 50 Km, que acabó acortándose a 30 km por viento, consiguió la posición 21ª en un evento que él hubiera preferido que se quedará en los 50 km iniciales ya que es la distancia que ha estado entrenando al detalle los últimos cuatro años. Imanol mejoró en este evento su posición 33ª conseguida en esta distancia reina tanto en Sochi 2014 como PyeongChang 2018.

 

Tras la prueba más larga del fondo olímpico Rojo, que en algunos momentos del trazado se colocó el 17º, se mostró satisfecho comentando que “hago un balance muy positivo de estos JJOO ya que he mejorado todas mis marcas anteriores”.

Jaume Pueyo (CEFUC-FCEH), debutó en sus primeros Juegos Olímpicos en la prueba de esquí de fondo Sprint, y consiguió un reconocido 37º lugar al quedarse a tan solo un segundo del Top 30, y poder clasificarse para la final. El anterior mejor resultado lo ostentaba Imanol Rojo, con un 60º lugar en Sochi 2014. 

 

El joven, puso nota a su actuación, “le doy un notable, todo el esfuerzo que le he metido, todas las ganas y todo el apoyo que he recibido lo he agradecido mucho. Lo he dado todo en la pista.” Para concluir con un “tengo solo 20 años, voy a seguir trabajando para ir a por medalla olímpica en el futuro”.

 

Thibault Magnin (RFEDI), ​​a pesar de llegar con dos top 10 bajo el brazo en Copas del Mundo FIS en enero no le han salido como es esperaba estos JJOO. No consiguió clasificarse para las finales del big air, donde acabó 28, ni del slopestyle donde se colocó en la 29ª posición.

 

Magnin manifestó que "Lo importante es darlo todo y disfrutar al máximo de mí esquí. Tengo claro que solo estar compitiendo en los JJOO ya es un sueño y tengo solo 20 años, me queda mucho camino por recorrer".

 

Quim Salarich (LMCE-FCEH) quedó fuera de trazado en la primera manga del slalom de esquí alpino tras hacer un interior en la parte alta del trazado marcado en el Alpine Skiing Center de Yanqing.

 

Salarich declaró tras su breve bajada que “las sensaciones eran muy buenas, veníamos con mucha hambre, sabíamos que éramos muy competitivos estos días. Hemos salido a tope, hemos salido muy fuertes, muy muy bien, con un ritmo muy cómodo y en un cambio me he inclinado demasiado, y con este tipo de nieve tan agresiva no perdona, me he ido de interior. Nos quedamos con mucha hambre de resultados para el futuro”. Marcas que ya han empezado a salir en Copa del Mundo dónde el catalán ha conseguido dos top 15, los mejores resultados masculinos españoles en cuatro décadas en el circo blanco.

 

Núria Pau (LMCE-FCEH), representante femenina del esquí alpino español en Beijing 2022, debutó en sus primeros juegos compitiendo en la prueba del Gigante disputada el lunes 7 de febrero. La esquiadora española no consiguió terminar la prueba, por una caída en la segunda manga. 

 

Núria Pau afirmó que, “Me voy sin el buen resultado, pero creo que lo que tengo que valorar es el camino hasta aquí y estar es lo verdaderamente importante y lo más difícil de todo". La esquiadora tuvo palabras de agradecimiento a su familia y a todos los que la han apoyado en su carrera deportiva.

 

Información completa sobre el perfil de todos los deportistas de la RFEDI que compitieron en Beijing’22 y su calendario: https://bit.ly/3fKyOT 

;