Biatlón


Biatlón

Historia

Los antecedentes de esta actividad combinada se remontan 2.000 años aC, cuando los cazadores del norte de Europa tenían que desplazarse por la nieve para poder cazar. A partir de mediados del siglo XVI, sin embargo, los países escandinavos empezaron a equipar sus ejércitos con esquís, para defenderse de sus enemigos.

Los primeros campeonatos del mundo de biatlón se celebraron en 1958 en Saalfelden (Austria). El biatlón se convirtió en un deporte olímpico, sólo para hombres, en los Juegos Olímpicos de Invierno de Squaw Valley (USA) de 1960. Las mujeres practicantes de biatlón se unieron a los Juegos Olímpicos treinta años después, en 1992, en los Juegos de Albertville (Francia).

Dinámica de la competición

El biatlón es un deporte que combina el esquí de fondo con el tiro. El objetivo del biatlón es completar el recorrido en el menor tiempo posible, y conseguir el máximo número de dianas con el tiro, para evitar la penalización de tiempo que conllevan los errores. La parte de esquí del biatlón requiere rapidez y físicamente es muy exigente, mientras que el tiro con rifle exige precisión y control.

Los participantes se desplazan por un recorrido y completan una distancia determinada, en función de la prueba, y se detienen en la zona de tiro, donde deben hacer cinco disparos a cinco blancos de metal, situados a cincuenta metros de distancia. En función de si el atleta dispara tumbado o de pie el tamaño del blanco cambia. Estirado es del tamaño de una pelota de golf (45 mm) y de pie, en cambio, es del tamaño de una naranja grande (115 mm). Un atleta de alto nivel generalmente necesita entre 20 y 25 segundos para apuntar y disparar 5 balas. Fallar en la prueba de puntería puede ser costoso: según el caso, un tiro errado conlleva una penalización de un minuto de tiempo añadido o que completar un recorrido complementario de 150 metros por cada error cometido.

Disciplinas

Sprint 10 km hombres / 7,5 km mujeres

En esta disciplina los competidores toman salida cada 30 segundos. Todos los competidores deben detenerse dos veces en el campo de tiro para realizar cinco disparos. En esta prueba, si un atleta falla un tiro, por cada tiro errado, da una vuelta complementaria en un espacio de 150 metros. La prueba femenina es un recorrido de 7,5 km y para los hombres es de 10 km. El atleta con el tiempo más bajo, incluidos los recorridos extras por sanción, es el ganador/a de la prueba.

En esta prueba, como en todas, es muy importante el tiro, pero en este caso la velocidad es primordial. Una penalización de 150 m extra para un esquiador olímpico requiere entre 20 y 26 segundos para completar este recorrido.

Individual 20 km hombres / 15 km mujeres

Los competidores salen de uno en uno en intervalos de 30 segundos. A lo largo de la prueba, los competidores se detienen cuatro veces en el campo de tiro, para realizar cinco disparos. Por cada disparo fallado se penaliza el atleta incrementando un minuto a su tiempo final. Es la única disciplina donde se suma un minuto directamente al tiempo final. El ganador de la prueba, teniendo en cuenta las posibles penalizaciones, es el atleta con menos tiempo final.

Se trata de la competición más larga de todas las del biatlón.

Persecución 12,5 km hombres / 10 km mujeres

Los sesenta mejores de la prueba de sprint se clasifican para participar en la prueba de persecución, que consiste en perseguir el ganador de la prueba de sprint. El primero en salir es el ganador de la prueba anterior del sprint y consecutivamente comienzan a salir los otros corredores separados por intervalos de tiempo que se derivan de la marca obtenida en la prueba anterior del sprint. La prueba femenina es de 10 km y la masculina de 12,5 km. Todos los competidores pasan cuatro veces por el campo de tiro, donde realizan cinco disparos. Cada tiro fallado obliga a hacer un recorrido extra de 150 metros. El ganador es el primero/a en cruzar la línea de llegada.

Salida en masa 15 km hombres / 12,5 km mujeres

En esta prueba, participan treinta competidores que salen todos al mismo tiempo y tienen que parar cuatro veces en el campo de tiro, para hacer, cada vez, cinco disparos. Si un atleta falla un tiro, debe hacer una vuelta de penalización de 150 metros. El primer atleta que cruza la línea de meta es el ganador.

En el primer tiro, los competidores disparan en el campo de tiro de acuerdo a su número de dorsal. Es decir, cada competidor va a buscar el cuadro de tiro que corresponde a su número. A partir del segundo tiro, los competidores disparan según el orden de llegada al campo de tiro, colocándose en el primer carril de tiro disponible a la derecha. Esto significa que conforma se va llegando, ocupa el primer espacio libre siguiendo el orden consecutivo.

Relevos 4 x 7,5 km hombres / 4 x 6 km mujeres

Es una prueba donde se compite por equipos formados por cuatro atletas. Cada componente del equipo esquía 7,5 km (hombres) y 6 km (mujeres), y cada relevista para dos veces en el campo de tiro. En esta prueba cada atleta dispone de tres balas extra, aparte de las cinco habituales, y al igual que en otras pruebas de biatlón, si un deportista yerra un tiro debe completar una vuelta de penalización de 150 metros.

Debido a la intensa presión que suponen los relevos, el competidor debe disparar muy rápido, acertar y a continuación, ser capaz de salir con rapidez de la zona de tiro. Cada vez que se para en esta zona, tienen que acertar cinco blancos con las balas que ya están dentro del cargador, pero si un atleta necesita utilizar las de repuesto, las debe cargar individualmente a mano, lo que supone la pérdida de más tiempo y la dificultad que la presión significa.

De la misma manera que en la salida en masa, los carriles de tiro de la primera vuelta están definidos por número de dorsal, pero a partir de la segunda vuelta, el esquiador utiliza el primer carril consecutivo libre, según el orden de llegada.

Los fondistas son identificados por colores. El primer esquiador se identifica con el color rojo, el segundo con el verde, el tercero con el amarillo y el último competidor con el azul.

Requerimientos técnicos generales

Las pruebas de biatlón se pueden celebrar en una altitud máxima de 1800 m sobre el nivel del mar. Los circuitos deben ser de 4 km de largo y deben tener una anchura de 8 m. El campo de tiro debe tener una longitud de 90 m y una anchura mínima de 50. La pendiente no excederá nunca del 30 %.

Todos los disparos se efectuarán dentro de la zona de tiro. Una vez el arma sale del estadio, debe estar protegida dentro de una cubierta.

En las pruebas individuales y el sprint, el competidor puede elegir la línea de tiro que desee, de todas las que están preparadas. En las disciplinas de persecución y salida en masa, los competidores, en el primer tiro deben ir en el carril designado por número de dorsal. En la segunda vuelta, deben entrar secuencialmente en las líneas de tiro, independientemente del dorsal.

Los biatletas pueden escoger qué posición adoptan para realizar el tiro. En la posición extendida, el rifle sólo puede estar en contacto con las manos, el hombro y la mejilla, y el rifle no puede tocar el suelo. Cuando el competidor dispara de pie no se pueden ayudar de ningún apoyo, sólo de su propio pecho o de la cadera.

Los competidores tienen prohibido quitarse los esquís para la ejecución del tiro.